21.4.06

Viernes Santo y Ojos Azules


















A ella…




Tus ojos azules brillaban a través del sonido vivo de los signos católicos en su luto tremendo clavado al corazón de la ciudad de Santiago; entonces tu actitud de pelo al viento era necesaria; alfombra desplegada como velamen a través del vacío con cara de calle Ahumada…

Dijiste “ Necesito cambiar el cheque, yo prendo la fogata del asado “… Asado en el país de los peces ahogados, de escamas negras de lentes oscuros, de alas como vapor … son cosas simples, un hombre de garganta ardiente y sienes zumbantes, con mujer de luna y mar, de frío y blanda maravilla de cosa simple y misteriosa, temblando con su brillo de zancada desesperada…

Así la calle Mapocho fue el espacio despoblado, solo nosotros haciendo fotografías para la memoria personal perdida como una joven muerta a la siguiente hora. Nuestros pasos, caballos de ebriedad dulce nos hicieron flotar sobre lágrimas de catedrales, compartir el bar lleno de peruanos y reírnos porque no había plata, esperando al amigo mientras seducías al Dios de luto, al dueño del bar, a los parroquianos acorralados bramando en su soledad terrible como la nuestra… tratando de ser una canción de ceniza nocturna…

“ Qué te dijo tu Dios “ preguntaste detrás de tu pelo estremecido al viento como largas e individuales algas calientes y amarillas; hilos desordenados frente a mi idolatría en oración frente a ese hombre dramático que en la cruz demostraba revolución absoluta, roja emancipación de armadura amorosa sobre la ecuación de pechos y razones duras…
No importó la respuesta porque éramos dos espíritus de metal adentro de la calle, entre televisores y rancheras… ni siquiera supimos nuestros nombres adentro del espacio en el fugaz tiempo de viernes santo, uno creyendo, la otra bailando, abriendo su blusa de blanco pecho para que no nos echaran y pudiéramos esperar al amigo como barco atracando en nuestro puerto de ebrio corazón, lengua de carcajada e infantil juego de sexo sin sexo…

LANCELOT LHIN

2 comentarios:

María Graciela dijo...

Como la mayoría de los comentarios no criticaré la capacidad creativa de nadie, para eso estan lso porotos. Sin embargo cada cosa a su función, y de la función el espectaculo debe comenzar.
Por este lado es un gran libro de visitas en los ojos, mmm, en realidad por MI lado es un Hola! en japonés.

Lucky lucky strike!

Anónimo dijo...

que lata que no tengas nada que comentar, no será que no sólo no tienes nada en tu cabecita sino puras cabezotas de pescado?? por mi lado tengo para ofrecer una callampa xtra larch a modo de comentario capcioso para señoritas debutantes, literatura transgenica dios mediante, cachai?

el cachero anonimo(opinologa)