7.4.06

Canción robusta llamando desde el sueño estruendo, deseando deseando tus pechos
inexistentes.
Antiguos venenos vuelan atentos sobre mi geografía devastada por océano de olas tristes, derrame de tardes mañanas cuando todo era crepúsculo.
Una flor helada aparece en mis piernas ,buenas noches , malas mañanas de hojas extendidas sobre la constante alarma; el veneno florece brilla aturde, está liquidada la máquina deslenguada, el cadáver de las palabras transformando lo inesperado en hilo de mágica transformación.

Una mujer, estrella fugaz, aturde, impone la construcción de hojas bailando al son de la palabra tanguera , sonidos de oraciones a media luz, metiendo sílabas como piernas rozándose en el escenario del veneno.Astillado al suelo brizna de hombre, revolcado, atrincherado y herido, calibre no identificado atraviesa exhalación, parte detiene, toma la esperanza de rehén.


Lancelot Lhin. Dibujo: Jaime Quezada O.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

como olvidar a magno personaje

Anónimo dijo...

siga así caballero, le falta una buena cacha con un poquito de actividad extra sensorial y todo where it´s at man! A propósito, cuando vení pa'la casa?

Barón dijo...

¿Por qué no te pegai una cacha violenta con tu hermana?

neobolchevike dijo...

Quién me presta una hermana? que esté rika y sea bien puta, ok? Tengo ganas de probar la validez de una hipótesis freudomarxista ya q mi lover no quiere saber nada con la ciencia empírica.