29.10.07




6 comentarios:

fanclub de nadie dijo...

Oscar es.... tan rico

Jaime dijo...

Trato de encontrar alguna relación entre el anuncio del afiche (lo de Poesía y Rock)y el comentario emitido por "fanclub de nadie". Bueno, es difícil comprender, pues pese a reconocer que soy un estudioso de la lectura entrelíneas y el encriptamiento caprichoso de algunas claves que pudiesen decifrar los enigmas de la humanidad, no deja de sorprenderme semejante aseveración, pues mientras más indago, menos comprendo. En un momento pensé que podían referirse a la riqueza en términos espirituales o valóricos, luego estime pertinente evaluar si podían referirse a riqueza en términos económicos, lo cual abrió una brecha de dudas del porte de un buque. Ya agotando todas las posibilidades de interpretación pensé lo siguiente: drogas. Si, drogas. Seamos sinceros, en este mundo pérfido , descocado y medio tambaleante la droga cobra fuerzas de plaga bíblica, atacando desde el más humilde servidor del pueblo hasta la más selecta crema y nata de aristócratas bien habidos y tantos otros mal paridos. Si, droga que se consume en todos los estados que permita los elementos y sus particularidades. Luego reparé en algo, que quizás no era droga, sino alcohol, ya fuera del barato o del de fino pelaje. Rico,... expresión de dimensiones varias, colores cálidos, sabor a cuchicheo de pasillo en colegio de monjas, en baño de preuniversitario, sala de espera de consultorio de antaño. Imaginé a hordas de quinceañeras (o quinceañeros o veinteañeros, treinteañeros o los compañeros de grado de Spiniak) amenizando estas vísperas del día de los muertos con algún brebaje espirituoso, alguna pocitunga voltea chalupas, piraguas, lanchones, veleros, catamaranes, yates, buques, etc.; de esas que se encuentran en botillerías extraviadas del camino de Dios, boticas de turno de Independencia, Renca, barrio Franklin, Santa Rosa, Avenida Matta esquina de la cacha de la espá. Luego de evocar momentos memorables de balanceo surfer sobre la barra de algún boliche de domingo futbolero pensé que a lo mejor todo estaba siendo llevado demasiado lejos y tan solo había sido producto de mi imaginación, pero no, ahí está: "Oscar es.... tan rico" . . . Y volvieron las imágenes religiosas teñidas de rojo a superponerse al sonido de gritos de animales, aves del paraíso, vecinas del barrio, diapositivas de edificios tornasol al atardecer de un Santiago aletargado por el exceso de una movida seudomadrileña que nunca llegó, que se anunció en los pasillos de la antesala que coronaba esta democracia frágil y mal interpretada, democracia de Cartoon Network, de Volver al Futuro, de piezas de moteles adornadas con crucifijos de plástico calypso, de celulares que llegan a las poblaciones a punta de pistolas y droga mal procesada, para destruir de una vez por todas el sueño de un pueblo aguerrido en formas, dócil en el fondo. Y soñé que todo había sido una equivocación y que en realidad el mundo seguía siendo el mismo. El mismo. En ficción de historieta, de anuncio de empleo en diario de distribución gratuita, de enamorados que construyen falacias memorizadas de libro de Amado Nervo y todo vuelve a ser, ser, serrrrrr.

Mañana será otro día.

anónima dijo...

Oscar....Washón!!

sueño que me dirás al oído que nos veremos...en el patibuló-ó-ó-óooo!!

candelaria dijo...

Oscar .... me gustaría chupetearte entero y luego adobarte con especias traídas del oriente .... echarte a la parrilla, a las brasas ardientes de este incendio que me sofoca .... y volver a lamerte y succionarte y chuparte el lóbulo de la oreja izquierda ....

Anónimo dijo...

Chapalapachala...mamaá

mamana abaala dijo...

hijo (o hija) la chapará la pachala an la madada qua astad sa la marazca saca da palata mamana