28.11.05

AB2



1 comentario:

neobolchevike dijo...

RICAS LAS MINOKAS ANYWAY. A propósito, tengo algunas serias dudas con respecto a la identidad psicosexual del ambiguo personaje que epistola con tanta convicción empírica acerca de las coffeegirls. ¿Le atraerán realmente las champas con colaless, las rajas y pechugas que menciona con tanta fruicíon en sus estentóreos articulillos de cachero frustrado? ¿O se trata solamente de alguna pose supraconciente que anhela irresistiblemente el anti-anonimato desde una cuncupiscente trinchera seudoliteraria? Quizás el señorito necesita desfogar su líbido trancada con esta técnica parcialmente onanista, parcialmente autovoyerista, de garabatear con los dedos pegajosos sobre la tabla rasa de nuestra inocencia ultrajada. O quizás, y sólo quizás (no se me malinterprete en esto tan delicado, POR FAVOR!!), el guevón es maricón cara dura y punto. En ese caso, aplaudo la apertura de criterio de uds. al incorporar a invertidos y pervertidos en la praxis cultural y no únicamente a machos de pelo en pecho que a veces gonorrean puras gueas. ¿ESTAMOS?