17.10.07

"Lo bello es necesariamente Irreductible... ...y por eso caos nunca murió"
Revista Enajenadxs nº8


Este número sigue el mismo camino que el pasado número cinco. Se trata de afrontar una vez más la dificultad de comunicarse robando y tergiversando, creando y plagiando, cortando y pegando textos. Buscamos dar con una cadena abierta e ilimitada de sentidos y significaciones, buscamos un juego. Hay cosas que no sabemos expresar a golpe de párrafo y argumentación, por eso fragmentamos y construimos, para decirlo todo o para no decir nada: para intentarlo al menos. Andanadas, alaridos, estertores, arrebatos, cuchilladas. Aquí van buena parte de nuestros sueños y nuestros terrores. Hablan los locos y hablan los cuerdos, y lo mezclamos todo como nos viene en gana.…

A los rebeldes asturianos, en sentido homenaje a esa extraña complicidad.

Por encima de fáciles habladurías
nadie busca compartir el dolor ajeno
ni aceptar la menor responsabilidad en ese dolor


Vicente Zito Lema

Hay que cambiar a menudo de opinión para seguir del lado del mismo partido; pero no está al alcance de todo el mundo haber tomado un partido que merezca que uno le sea fiel.

Y aunque el corazón no sea el brioso animal que
presentíamos
basta para beber apasionadamente el amor y los cuchillos
que nos rodean.

Engúllame el cielo.
Quien ama, odia. Quien odia, ama. El resto: zombies.

Esqueleto, ¿tiemblas?
Temblarías más aún si supieras a dónde te conduzco.

Se han hecho leyes morales y estéticas para crear el respeto por las cosas frágiles. Lo que es frágil puede romperse. Probad vuestra fuerza por una vez, después os desafío a no continuar.

No podemos vivir eternamente rodeados de muertos y de muerte, y si todavía quedan prejuicios hay que destruirlos (no puede uno) encerrarse cobardemente en un texto, en un libro, una revista de las que ya nunca más saldrá, sino al contrario salir fuera para sacudir, para atacar (…) sino ¿para qué sirve?

La palabra una vez dicha se esfuma.
La máquina no genera memoria.
El gesto revolucionario trae conceptos al mundo. Los conceptos son maquinaciones que
crean historia y generan vida. Esto es la revuelta.

No me interesa tu reconocimiento
el día que tú me reconozcas
lo hará también la policía.

La rigidez profetiza la fractura.
La cualidad es la potencia.
La potencia es la antítesis de la normalidad.
La normalidad es la enfermedad.
La enfermedad es la madre engendradora de la muerte.
No hay salida, tenemos que matarla.

No te salves. No lo hagas. Deja que la noche abra sus ojos. Enamórate. Agárrate al temblor. Quema el mañana.

Quien se justifica, no convence.

No intentaré ya el que no me odiéis. He abandonado cierto estado de necedad, y ahora prefiero convertir ese odio en un pánico exclusivo que deseo de corazón profesar.
Si no fuera así, todo tendría todavía menos sentido.
Odiadme, odiadme. Haremos magia y encontraremos un final afilado para esta historia.
Cambio de juego.
Cambio de planes.
Echar por tierra lo aprendido.
Ser loco, perro, niño y estrella a la vez.
Va a costar el que me saquéis de vuestros sueños.

Aquello que Marx decía que entre la idea y la acción está el conflicto, es la verdad más precisa.
Ya no entiendo nada. No me doy por vencido, nunca.

Entonces caí enfermo, febril, enloquecido, según explicaron en el hospital, por el miedo. Era posible. Lo mejor que se puede hacer, verdad, cuando se está en este mundo, es salir de él. Loco o no, con miedo o sin él.

Quien no conoce la guerra, sólo puede conocer un amor amputado.

Ustedes no son yo.
No todos los individuos pertenecientes al género humano son iguales. De hecho, nosotros, con vosotros, no tenemos nada que ver.
Habitamos el mismo continuo de espacio y de tiempo, sin embargo no vivimos en los mismos mundos, ni percibimos o experimentamos lo que nos rodea de maneras siquiera semejantes.
Entre las miradas que gastamos se hunde un abismo.
No intentemos hablar, solamente hay y queda tristeza. No podría ser de otra manera.
No se trata nada más que de la eterna discusión entre lo posible y lo imposible.

Mis sollozos son la cuna de un gigante.

Croatan sigue siendo el tesoro de cuanto sueño y quiero.
Abandonaré la pena de haber perdido amores caminando tras él.

Para nosotros solamente amor.
Para nosotros solamente odio.
Las palabras giran en torno a corazones que arden.
La vida no nos da miedo, nosotros podemos abandonarla en un “relámpago”, y esto nos vuelve más libres que los dioses.

La quería, quería hacerla reír. La quería y sabía que iba a lograr el efecto contrario, yendo a parar a la mierda además.

Perdón por el monstruo que fui. Y perdón, ya de antemano, por el monstruo que seré.

No somos unos incomprendidos, se trata de algo más complicado… La comprensión de nuestras palabras causa terror.

Hay 10.000 historias en la ciudad desnuda. Y no todas tienen moraleja.

Seremos mujeres y hombres libres.
Lo seremos o el mundo será arrasado durante nuestro intento de serlo.

El sentido común sano es el más fiel colaborador de la dominación capitalista.

Y dijo su padre: “Mandé a mi hija al hospital, o al psiquiátrico, o a la residencia,… como se llame eso, aunque lo que es, es una cámara de gas. Entró viva y me devolvieron una camilla con un fiambre.

Me defiendo.
¿Saben ustedes algo?
Yo no vivo por inercia. El no-morir, me cuesta al menos una batalla al día.
Píenselo necios, quizá den con una respuesta para 100 acertijos.

El exilio es un largo insomnio.

Ha caído la máscara odiosa, el hombre queda sin su cetro: libre, sin coerciones, hombre igualitario, sin clase, sin tribu, sin nación, exento de toda casta, culto, orden. Señor de sí mismo, justo, noble, sabio… y sin embargo todo el mundo quiere respirar y nadie puede: muchos dicen respiraremos más tarde”… y la mayor parte no mueren porque ya están muertos.

Nos dirigimos hacia la inercia, la esterilidad del movimiento.

Voluntad.
Persistencia.
Nuevas formas de la violencia.

Mi vida es solamente mi vida si hago de ella una tea ingobernable.

Mis complejos, digamos así, de niño, me llevaron al arte, a la terapia del arte para la
Vida, me sirvieron para saber a qué dedicarme. No he querido psicoanalizarme nunca,
no he querido curarme. Creo que el hombre es un enfermo, o no es hombre.

La totalidad ha perdido el rumbo y en un movimiento incansable se sirve a sí misma en vez de al hombre.

Ofreceres. Ninguneos. Sustituibilidad. Prescindir-de. Yo hoy me siento totalmente intercambiable.

Prefiero no drogarme. Prefiero arriesgarme, a caminar como una zombie por la ciudad engordando el bolsillo de algún cabrón. Prefiero ser contradicción. Y dolerá (y duele), y me quedaré sola (y es que las masas son algo de lo que una debe aprender siempre a desconfiar). Ojalá dejasen mis amores de arrearme certeros salivazos en los ojos.

Quien quiera ir más allá deberá desaparecer.

La historia, lo que hasta ahora ha ocurrido, es la totalidad de lo falso.

Escribir su autobiografía, bien para confesarse, bien para analizarse o por exponerse ante todos, como una obra de arte, quizá sea tratar de sobrevivir, pero mediante un suicidio perpetuo - muerte total por ser fragmentaria.

Habito mi época sabiéndola pesadilla.

No, este mundo no tiene alternativa. O lo destruimos, o subsistirá siempre bajo distintos pellejos

El problema de la humanidad es que está demasiado humanizada.
Liberemos los zoos de nuestras almas.
Nos convertimos en disidentes en una civilización en la que el civis se encuentra en su lugar (institucionalizado), pero nunca tiene su lugar.
Al abolir la propiedad vivimos nuestro espacio en nuestro propio tiempo.
Semejante disidencia es una disidencia para siempre.
Si ella es la utopía acordémonos de que “eu-topia” significa: en ningún lugar.
Es el lugar que cada uno debe crear para sí mismo.
El objetivo de la solidaridad es el comunismo -el comunismo de cada uno y cada uno de nuestros comunismos.
¿Y la lucha final?
Es la lucha sin fin.
Sin esperanza.
Si la violencia del fascismo proviene de las acciones sin esperanza de causa, cuando la victoria es imposible, existe una violencia siempre posible de la anarquía en relación con la esperanza, ilusoria, de una liberación definitiva.
No nos queda más que la lucha.
Pero la lucha segrega su propio sentido.

Frente a todo reproche y frente a toda adversidad, de aquí en adelante tan solo responderé: es mi vida.

Es difícil dar con personas bellas. He concluido que sólo puedo buscarlas entre las filas de quienes firmemente rechazan lo establecido. Estoy enamorado del brillo que el “no” imprime a sus ojos.

Te chuparé la lengua, te lameré los párpados, te morderé la boca. Me tragaré de una tacada todos los gritos que se agolpan en tu garganta.

Todo pensamiento emite una tirada de dados.

ACTITUD. He aquí todo lo que yo ofrezco.

No, no soy normal: prefiero mil veces el odio a la indiferencia.

Ninguna mutación metafísica llega a producirse sin haber sido anunciada, preparada y facilitada por un conjunto de cambios menores, que en el momento de su coyuntura histórica pasan desapercibidos. Personalmente, me considero uno de esos cambios menores.

No hay otra poesía que la acción real.

Captar exactamente lo que está sucediendo en el lapso de un segundo es más decisivo que conocer con antelación futuros remotísimos.

A veces, la ira es lo único que te ayuda a sobrevivir.

Necesito fundar una nueva ontología. Sin embargo, todo parece ya pensado de antemano. No hay huecos ni fisuras. No encuentro a dios por ninguna parte. Estoy solo.

El recorrido de los recuerdos es accidentado y peligroso: y siempre dispuesto a traicionarte.

El adiós de la confianza produce monstruos, y yo los conozco a casi todos.

Cada día me levanto de mi cama con la única intención de ver las cosas como un criminal. Para mis ojos sólo existen cómplices o policías. Nunca doy la espalda a nadie y siempre tengo preparada una huída.

Aceptar es ser y yo lo acepté todo
todo
hasta eso que no queréis pronunciar por miedo a la
complicidad siempre mortal en su tenaz tibieza.

Para conseguir del hombre un juguete es necesario trabajarlo cuando es tierno: el enano se forma cuando es pequeño. Un niño derecho no causa risa, pero jorobado sí. Cogían al hombre y le troncaban en aborto; cogían una cara y la convertían en mascarón.

El dolor concede a algunas personas la sabiduría que la inocencia niega.

Tiemblo cada vez que pienso en ti.
Todos los días pienso en ti.
Luego, no hay día en que no me sacuda el temblor.

El decir desvanece, pero lo dicho subsiste.

Deja de decir que me quieres y quema una farmacia en mi memoria.

Y dijo el ilustre psiquiatra y tertuliano radiofónico: “Respecto a la esquizofrenia, quienes no toman medicación son una bomba de relojería”.

Cultivo con máximo esmero mi odio, y trato de elegir bien a los destinatarios de tan noble y complejo sentimiento.

El sabio y su ciencia están uncidos al aparato social, y su eficacia consiste en ser un momento del automantenimiento, de la continua reproducción de lo dado.

Si no hay mañana ni amanecer posible, ¿qué creyeron los amos que íbamos a hacer con nuestros días?
Ya brilla la belleza en nuestras armas.
Ya hemos comprendido que no hay diferencia alguna entre morir en la brutalidad de un momento, y hacerlo día a día.

Y no solo ponerme a cubierto de la pretensión de normalización inherente a todas la máquinas sociales: huir también de mí mismo como producto de esas máquinas -descodificarme. Mucho más que borrar de mi consciencia las huellas del Estado y sus aparatos: encarnizarme conmigo mismo, despedazarme si es preciso, hasta extirpar de mi cuerpo toda la represión social hecha piel, huesos, sangre. Identificar ahí la fuente del dolor, de la angustia; y reconocer que explorar el origen del sufrimiento es la forma necesaria de preparar la “última cura”. Intuir que al final del proceso me espera la Gran Salud de los niños. Y que sólo conservando la ingenuidad así conquistada podré aventurarme por los laberintos de la creación.

Vivo dentro de la fantasía heroica del fin del mundo y no sólo no quiero salir de ella sino que pretendo que los demás entren en ella.

Nada sabes de mis sueños. Nada podrías saber. Se trata de algo que te viene grande. No soy igual que tú. No soy peor que tú. Haz el cálculo de las posibilidades restantes. Avizora el futuro.

Cuanto más sufres más hijo de puta te vuelves. Es el fin de la ética del sufrimiento.

La teoría se basa en la experiencia.
La experiencia se basa en la teoría.

Si me pinchas, ¿acaso no grito? Si me haces cosquillas, ¿acaso no río? Si llueve, ¿acaso no me mojo? Si se marcha el sol, ¿acaso no se me oscurecen los cielos? Entonces… si me agredes, ¿acaso no me vengaré?

Cascan mis dientes piedras de blasfemia.

Y así, puesto que yo no puedo ser el enamorado que seduciría estos tiempos bien hablados, estoy determinado a ser el malo y el aguafiestas de estos días frívolos.

Mi amor no es pragmático. Mi amor es un delirio irracional. No tiene orden alguno. Mi amor es hijo del caos. Mi amor no falla. Mi amor es salvaje. Mi amor es locura en bruto. Es lo que tú no te esperas. Mi amor me lleva inevitablemente de la mano a un agujero en la tierra.

Ni siquiera Dios puede hacer que lo que una vez fue deje de ser.

Los chavales que queman coches han comprendido todo de la sociedad. No los queman porque no puedan tenerlos: los queman para no tener que desearlos.

No se puede estar siempre mirando.

Me reprochas el haberme rendido, el caminar por otro sendero que no es el tuyo, el hundirme en el dolor. No luché como esperabas, me alejé de las felicidades: no tengo ni tuve excusa alguna para rehusar el pensamiento. Arriesgué más de lo que crees. No entendiste. Nada. Ahora ni siquiera somos capaces de reconocernos el uno al otro. Mis conquistas no cuentan una mierda en el universo en el que vives... de nada vale el haber sobrevivido a las humillaciones de los interrogatorios psiquiátricos, el no dejarse encerrar, el abandonar esas pastillas que me convirtieron en un objeto inerte... y sobre todo, de nada te vale el que lo haya hecho pensando en ti y en tu amor.
Aquí sigo, peleando en este Mega-Gulag donde se ejecutan sueños a diario.
Aquí sigo, enamorado.

Una vez avanzar y otra retroceder. Una vez atacar y otra defender. Disgrega a tu adversario, atácalo mientras inspire. Avasállalo, no le des tiempo de reordenar sus ejércitos. Cambia permanentemente tus estrategias. Ataca a lo alto y luego a lo bajo, y después al medio. Varía el ritmo de tus ataques. Una vez rápido y otra vez lento. Una vez lento y otra vez inmóvil. Que tu adversario no sea capaz de tocarte, pero que sienta el poder de tus golpes.

Necesitamos sin fin apropiarnos de lo que somos a través de las expresiones múltiples de nuestro deseo de ser.

Es muy fácil hacerse nihilista. Es muy fácil enamorarse de la muerte (los legionarios también lo hacen). Por el contrario, lo hermoso es siempre complicado. Arrebatar la vida de las garras del amo, he aquí la tesis fundamental de la revolución.

Siempre entendí mi relación con los demás como una guerra. El día que la paz llegue estaré muerto. Aunque mi corazón siga latiendo.

No me diréis que aprecio demasiado el tiempo presente; y si aún de él no desespero, es simplemente a causa de su propia situación desesperada, que me llena de esperanza.

Cuando sepas que he muerto no pronuncies mi nombre
porque se detendría la muerte y el reposo.

Quizás algún día tenga que tragarme mis palabras. Pero al menos tendré algo que llevarme a la boca que no sea este aire sucio contaminado.

Pretendo que mires alrededor y te des cuenta de la tragedia. ¿Cuál es la tragedia? La tragedia es que ya no hay seres humanos, hay extrañas máquinas que chocan unas con otras.

Nunca me olvides nada.
Nunca me perdones nada.
Yo no voy a hacerlo.

Siempre estamos buscando. Creo que ahora estamos a punto de encontrar.

En la batalla perpetua, pensaré en ti.

Porque persigo la belleza y porque creo con firmeza y arrogancia que ésta se llama anarquía: jamás aceptaré ser capricho ni del mercado ni de tus quereres.

SI LIBERTAD SIGNIFICA ALGO, ES EL DERECHO A DECIRLES A LOS DEMÁS LO QUE NO QUIEREN OIR.
[George Orwell. In Memoriam.]

14 comentarios:

robespierre dijo...

ORWELL ERA UN FUCKING RENEGADO, UN SEUDO ANARKISTA-SOCIALISTA, PERIODISTA BAKUNA, FREE-LANCE E INDIVIDUALISTA COMO UN CHOFER DEL TRANSANTIAGO GORREADO POR SU SEÑORA. no hay que comprarle mucho su profunda desilusión de romántico holgazán de revoluciones "traicionadas". ORWELL ES EL GRAN HERMANO!!!

Anónimo dijo...

vaya que comentario, digno de matinal ,S.Q.P. o C.Q.C. o de alguna cena de señoras de futbolistas.
free-lance , transantiago y gorreado por la señora.
su vomito de ideas es inconexo y vulgar
lea mas y no vea tan tele.
antes el facismo tenia algo de dignidad ...............
ahora solo sabanean sus pedos viendo matinales.

Anónimo dijo...

Parece que a algun señorito de triste silueta, anónimo y orweliano seguramente, le incomodó el lenguaje un tanto procáz de este humilde servidor (que no es precisamente fascista ni sufre de dolor de guata, perdón "malestar estomacal"). Bueno, la verdad es que no sólo en la tele, sino que también en las así llamadas veladas literarias, sobre todo en ciertos círculos ecuménicos y etílicos ("artísticos") se pueden observar ejemplares tan soberbios y fofos, tan rectilíneos en su modo de pensar y sentir como cuadrados en su modo de actuar, mijitos rikos y kurtos que se tiran pedos pero no peos, que no sabanean ni culean tampoco...y cagar tampoco? Ya, me autocensuro a petición del respetable porque suelo adolecer de democratismo compulsivo cuando penetro en estas zonas tan letradas. En fin, me queda más qque claro que la falta de absinthe va a pesar muchísimo más sobre la ética del verdadero éxtasis que en los refinados gustos estéticos de ciertos vampiros transexuales que van quedar a cargo del naufragio. Me habría gustado tanto saber el siempre esquivo significado del otro yo alternativo, del-más-allá-del-más-allá, el champañazo apostrófico en sí menor y otros arcanos mayores...pero el tiempo ha llegado ineluctablemente a su imperecedero inicio.

Viva Absinthe!
Muerte a los MAMONES!!!

Robespierre

Jaime Quezada O. dijo...

Me regocijo en estas tardes primaverales al ver que nuestros parroquianos se valen a bien debatir de modo ingenioso y particular, teniendo en consideración la de vulgaridades que profieren sin ton ni son; ¡¡¡BASTA DE PAJAS AMANERADAS Y DIÁLOGOS DESMAYADOS DE VIEJAS DE FERIA LIBRE, MEJOR SUJÉTENSE EL SOMBRERO Y LOS PANTALONES, COJAN SUS CUBIERTOS, QUE PRONTO LA MUERTE HA DE SERVIRNOS EN LA ETERNIDAD INEFABLE!!!

Absinthe dijo...

Amigo Neobolchevique, estamos de tu lado, tu lo sabes, por eso: no desvíes tu mira, sigue apuntando tu metralla a los auténticos amanerados que han estado paseando su culito por estas ventanas y no confundas los ataques, que aquí en Absinthe no somos de los que hablas. Estamos muy felices de que hayas salido de tu cueva a ventilar tus canas. ¡bienvenido!

¡DESPIERTA CABEZA: ESTA NO ES ZONA LETRADA!

el Fantasma de Orwell dijo...

cual es el rumbo de este barco ebrio
llamado abshinte ?
alimentar el ocio de personas como robespierre(protofacista) o quizas el resentimiento intelectual en ZONAS NO LETRADAS.

hay que sabanear las neuronas¡¡¡¡¡¡¡

CONTRUIR¡¡¡¡¡el lado oscuro de la fuerza se los esta llevando.

chicos

barco ebrio dijo...

...siempre e infinitamente destruidos...

¿lo olvidas?

no hay lado de la fuerza, ambos le pertenecen a la derecha!!!

Jaime quezada o. dijo...

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisici elit, sed eiusmod tempor incidunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquid ex ea commodi consequat.


Jaime Quezada O., en representación de la Unión Gremial de Tipógrafos

Julio César dijo...

Alea iacta est.

robespierre dijo...

Perdón, señores o señoritos, fantasmitas y barquichuelos, helénicos o latinezcos: ¿"Protofascista" tiene algo que ver con el concepto de "poto" o es solamente otro recurrente desliz "linguístico" de otro de los tantos guachos utopófagos del rebeldismo de salón a media luz, lacrimosa anarquía de tokata-post-punk, kropotkin mediante?? La verdad es que me considero poco letrado (protoneoanalfabeto?)en cuanto a neologismos, especialmente proferidos por putrefactos engendros post repubicanos, excuse me, quize decir repUBLicano, guerra civil española, you know...

P.D. Neobolchevike fue una anterior reencarnación en mi larga cadena kármica de transmigraciones cíclicas-piramidales, pero ahora soy ROBESPIERRE, el highlander anti-mamón por antonomasia, el guillotinero saneador público de corruptas y suntuarias noblezas menopáusicas, el "viejo del saco" de los niñitos new wave-tecno-gotic-pokemón, guuuaaaaaahhh!!!!

Otro vaso de absinthe, POR FAVOR...
¡A vuestra salud, CAMARADAS!

Jaime Quezada O. dijo...

P`ta la guá, ya me dio sed.

el Fantasma de Orwell dijo...

habeis cojido el hueso.....reedlo
si teis dientes¡¡¡¡¡¡
si no lamedlo.........

say no more

Anónimo dijo...

jajaja, valís callampa fantasma de orwelllll!! jajajajajajaja

Anónimo dijo...

Lo que nos faltaba: el fantasma de Orwell quiere que le roan o le chupen el hueso, mich; hay de todo en las Viñas del Señor. Pertinente sería que se coja el hueso y se haga un puchero , una sopa o una peineta.